Elementos clave de la economía para construir políticas públicas efectivas | Venezuela es Noticia

Elementos clave de la economía para construir políticas públicas efectivas

Elementos clave de la economía para construir políticas públicas efectivas 

Sólo un Estado fuerte, con una legislación co-construida desde abajo puede apuntar hacia el objetivo común y trascendente de la justa distribución de la riqueza y esta sólo es posible construirla desde una Doctrina Socialista Renovada.

Ante la crisis económica en Venezuela, hay que ir a buscar los elementos clave de la economía que sí funcionan y que exige a los políticos un alto grado de análisis y reflexión. 

Desde el papa Francisco hasta el más humilde de los venezolanos creemos hoy que el Marxismo está en decadencia por una cuestión elemental: “ El Dogmatismo”. 

El razonamiento de Marxs en el siglo dieciocho no puede ajustarse sin una reconstrucción a la realidad de una sociedad moderna donde la naturaleza humana cada día no hace otra cosa que demostrar ser la principal causante del problema económico, y esto está significativamente sustentado en las doctrinas económicas islamistas.
La escasa economía de rendición de Dios jamás pudo ser superada desde la histórica experiencia de Jesús de Nazaret al curar a los enfermos de lepra en el año uno de ésta nueva era. El ser humano es mal agradecido.
Creer y actuar, construir una esperanza cierta, el ser humano es impaciente y mal agradecido. En aquella experiencia Jesús de Nazaret enfatiza que:
"... hay un héroe en la historia de los leprosos. Es un samaritano. Él es el único que regresa a dar gracias.  Jesús hace al samaritano el héroe de la historia porque ve en él un modelo de fe que no encuentra en los nueve judíos que también son sanados. “Levántate y sigue tu camino. Tu fe te ha sanado,” le dice Jesús una vez que el leproso le agradece con un gesto de adoración. Las palabras de Jesús parecen desafiar deliberadamente la noción de que los privilegios sociales y religiosos sólo eran para los judíos que pertenecen a la economía de redención de Dios. Él quiere dejar claro que Dios también trabaja con el resto del mundo incluyendo a los samaritanos. 

Como se puede observar, la historia se repite, el pueblo venezolano fué incapaz de defender su revolución en las pasadas elecciones parlamentarias del seis de diciembre del dos mil quince, a pesar del enorme desgaste político al que se ha sometido la revolución por darle prioridad a la dimensión social (La deuda social acumulada) que debemos recordar fué un clamor popular.

La crisis económica actual, es el producto de la decadencia social del venezolano, y toda decadencia social genera decadencia económica.  El problema es: ¿Por qué hemos sido tan incompetentes para atender éste fenómeno social oportunamente?. ¿Donde estaban los intelectuales de izquierda que se supone deben prever éstos fenómenos, alertar al Estado  y proponer soluciones?

La revolución bolivariana fracasó en lo esencial: La producción:

"El diputado oficialista Ricardo Sanguino reconoció este domingo que la política económica de los últimos 17 años no apoyó al sector privado nacional y en su lugar se dedicó a promover empresas de producción social." José Vicente Rangel por Televen.

[ads-post] Para superar la crisis, los Socialistas de estos tiempos tienen que “Madurar la propuesta de un socialismo “No dogmático”, sustentado en lo que sí funciona, incluso a través del ensayo y error, a su vez, corregir errores donde sea necesario, incluso aprendiendo de las otras doctrinas. ¿Que puede importar más a un político: su doctrina o el bienestar del pueblo?, esta acción de buena fé pone a prueba sus dogmas. 

El ensayo de “regalar y comprar conciencias” no funciona, el ser humano es mal agradecido


La Economía debe ser un acto moral, y para serlo debe regularse a través de una legislación fuerte que provenga desde el Poder Popular y luego legislado por las instituciones que lo sustentan.

Sin duda esta es una oportunidad para sacar provecho de los aprendizajes de los agentes de la economía Venezolana, Estado, Familias y Empresas.

¿Cuales son los elementos clave de la economía que deben ser abordados por los Socialistas del siglo veintiuno y salvar la patria, por el bien de todos?.

No tengamos miedo de cambiar de decisión, en plenitud del siglo veintiuno no se deben seguir dogmas ni doctrinas, se deben seguir procesos auténticos de emancipación socioeconómica.

¿Cuales son los elementos clave de la economía? 

 Según un análisis de Tallahassee, Fla.: The James Madison Institute, 1996, los diez elementos son:

1.- Los incentivos: Toda la teoría económica se basa en el postulado que los cambios en los incentivos influencian el comportamiento humano en una manera predecible. Este elemento funciona en cualquier doctrina económica, a saber: capitalista, socialista, comunista o islamista. Entonces, la economía es un asunto de incentivos.

2.- Si me lo regalas no necesariamente es mejor: Un bien puede proveerse gratis a un individuo o grupo si otros pagan la cuenta (El Estado). Sin embargo, esta acción meramente cambia los costos, no los reduce. Este elemento es una práctica engañosa de los políticos.

Los gobiernos pueden ser capaces de cambiar los costos, pero no pueden evitarlos. El concepto "los recursos escasos tienen un costo" se aplica a todo. La flecha del tiempo ha demostrado que los resultados de estas políticas no son sustentables.

3.- El Capital Social promueve el crecimiento económico: El comercio es productivo, permite que cada una de las partes que comercian obtengan más de lo que desean. Sin embargo, en la dinámica de la producción y distribución de la riqueza lo importante será crear una legislación inclusiva que asegure  espacios en sus mercados locales (Anaqueles), capacitación y empoderamiento de los productores locales en relación a la gran industria, el comercio  y evitar la canabalización de bienes y servicios por aquellos que mejor lo valoran.

Un bien o servicio no tiene valor sólo porque existe. Las cosas materiales no constituyen riqueza hasta que estén en las manos de alguien que las valora. En esta dinámica social del mercado el intercambio incrementará la riqueza de ambas partes que comercian y también de la nación porque mueve bienes de gente que los valora menos hacia gente que los valora más.

Un escenario idealista en todo esto, es que la Economía debería ser un acto moral, y para serlo debe regularse a través de una legislación fuerte que provenga del Poder Popular y luego obedecido por el Estado y las Instituciones. Sin embargo, ese proceso hay que instrumentarlo, de lo contrario el Poder Popular siempre será manipulado, será un Poder popular sin Poder.

Las cuatro fuentes del crecimiento del ingreso son: 


3.1.- Capacitación y empoderamiento: es la especialización la que mejora las habilidades del trabajador para tener un mejor rendimiento en su labor.

3.2.- Construcción de capital social: se refiere a la promoción de una dinámica de intercambios, confianza, cooperación voluntaria.

3.3.- Desarrollo Tecnológico: Construir un equilibrio entre lo técnico y lo social, el ser humano y la máquina.

3.4.- Administración y Gestión: Administrar recursos escasos y ajenos no es precisamente fácil, menos aún hacer lo correcto traducido en actividades estratégicas para identificar el talento humano, registrar y compartir el conocimiento y auto asignarse responsabilidades según las capacidades/competencias individuales y colectivas.

4.- Fortalecer la Educación para promover la Ventaja Competitiva o comparativa: La educación planeada estratégicamente es generadora de especialización. A su vez, la especialización impulsa el intercambio de productos y servicios a nuevos espacios donde hay escasa tecnología.

La especialización permite producir a bajo costo y exportar, de manera tal que con las ganancias pueda ir a comprar en el mercado internacional lo que a su vez otras economías logran producir a bajo costo, es así cómo se construye un equilibrio competitivo virtuoso en el mundo.

Para lograrlo, la estrategia más efectiva es la organización, división del trabajo y la producción a gran escala.

El gran problema de nuestras economías rurales es apuntar a la autosuficiencia y producción a pequeña escala como regla a una economía familiar, en ausencia de una estrategia de intercambio limitada por la falta de especialización.

Es importante desarrollar un proceso de producción articulado en actividades específicas (división del trabajo o Cadenas de Valor) con el objetivo de planificar actividades de mayor producción que frecuentemente conducen a un enorme incremento en la producción por trabajador.

Veamos que nos demostró Adam Smith hace un poco más de dos siglos:

“...Al observar el funcionamiento de un fabricante de alfileres, Smith notó que la producción de alfileres se descomponía en "18 distintas operaciones", cada una a cargo de trabajadores específicos. Cuando los trabajadores estuvieron especializados en una función productiva, fueron capaces de producir 4.800 alfileres por trabajador al día. Sin especialización ni división del trabajo, Smith dudó que un trabajador individual hubiera sido capaz de producir ni siquiera 20 alfileres por día.”

La especialización permite a los individuos aprovechar las diversidades de sus habilidades y destrezas. También permite a los empleadores asignar tareas a los trabajadores que son más capaces de cumplirlas.

Aún más importante, la división del trabajo nos permite adoptar técnicas de producción complejas y en gran escala que no serían ni remotamente posibles de realizar a escala familiar. Sin embargo, sin el intercambio comercial estas ganancias se perderían.

5.- Los intermediarios clave para gestionar los obstáculos al intercambio: Los intermediarios representan a un sector de la economía que han degenerado en la medida que acumulan aprendizajes. Sin embargo, su decadencia moral poco o nada ha sido debidamente controlada por la legislación.

Nuevamente acá se necesita de un Estado fuerte que obedezca al Poder Popular según lo dicho con anterioridad.

Se debe reconocer el papel clave de los intermediarios, pero es una actividad económica que debe estar reglamentada para evitar la usura.

La actividad de intermediación recae en todos los sectores de la economía, principalmente el sector comercio, en sí el más sensible de todos.

6.- Ingreso per cápita de la nación y su producción per cápita: Es una relación directamente proporcional, por lo menos en su naturaleza misma. En este sentido los ingresos y la calidad de vida están relacionados con una mayor productividad y niveles de producción mayores.

La máxima es que la gente debe ganar más en la medida que produzca más y para que una persona produzca más necesita tecnología. 

En este caso, debemos estar claro, pues erróneamente se piensa que la tecnología afecta negativamente a los trabajadores.

El recurso humano que libera la tecnología simplemente debe movilizarse a otras áreas de la economía donde se necesite para expandir la producción. Sin una alta productividad por trabajador, no puede haber salarios altos por trabajador. 

De manera similar, sin crecimiento en la producción de bienes y servicios valorado por los consumidores no puede haber crecimiento en el ingreso real de la nación. La producción provee la fuente de ingresos.

7.- El Ingreso es el incentivo por servir a otros, por ayudar al prójimo: El ingreso es simplemente la compensación que se recibe a cambio de los servicios productivos provistos a otros. La gente que tiene un ingreso alto brinda a otros de muchas cosas que estos valoran. Si ellos no lo hicieran, otra gente no estaría dispuesta a pagarles generosamente.

Aquí hay una moraleja. Si uno quiere ganar un ingreso alto, uno debe imaginarse la manera de ayudar mucho a otros. Lo contrario también es cierto. Si uno es incapaz y no tiene deseos de ayudar mucho a los demás, su ingreso será muy bajo.

Este enlace directo entre ayudar a otros y recibir ingreso provee un fuerte incentivo para adquirir habilidades y desarrollar talentos que son altamente valorados por los demás. Entonces, la educación si es importante, y eso es lo que debemos hacer ver a los jóvenes.

Los estudiantes universitarios estudian largas horas, soportan tensiones e incurren en los costos financieros de la enseñanza con el objeto de llegar a ser, por ejemplo, doctores, químicos e ingenieros. Otra gente adquiere capacitación y experiencia que los ayudará a desarrollarse como electricistas, trabajadores de mantenimiento o programadores de computación. Aún otros invertirán y comenzarán un negocio. 

¿Por qué la gente hace estas cosas? Sin lugar a dudas muchos factores influencian tales decisiones. En algunos casos los individuos pueden ser motivados por un fuerte deseo personal de mejorar el mundo en que viven. Sin embargo, y este es el punto clave, incluso la gente que está motivada primordialmente por el aliciente del ingreso tiene un fuerte incentivo para desarrollar habilidades y realizar inversiones que son valiosas para otra gente. La provisión de servicios que otros valoran es el origen de los altos ingresos. Por lo tanto, cuando los mercados determinan los ingresos, incluso los individuos motivados primordialmente por lograr un ingreso personal tendrán un fuerte incentivo para prestar estrecha atención a lo que otras personas valoran.

Alguna gente tiene la tendencia a pensar que los individuos que tienen ingresos altos explotan a otros. Es fácil ver la falacia de este punto de vista si se reconoce que el ingreso es la compensación recibida por ayudar a los demás. La gente que gana un ingreso alto casi siempre mejora el bienestar de un largo número de personas. Las estrellas del entretenimiento y los atletas que ganan inmensas sumas de dinero lo logran porque hay millones de personas dispuestas a pagar por verlos actuar. Los empresarios que tienen un éxito enorme, lo logran al haber hecho accesible sus productos a millones de personas.

8.- Las ganancias generan más negocios generadores de riqueza: Vivimos en un mundo cambiante en gustos y tecnología, conocimiento imperfecto e incertidumbre. Los empresarios que toman decisiones en los negocios no pueden estar seguros de los precios futuros del mercado ni de los costos de producción. Sus decisiones deben basarse en expectativas.

De todas maneras, la estructura de recompensa-castigo en una economía de mercado es clara. Las empresas que producen eficientemente y anticipan correctamente los productos y servicios a los cuales las futuras demandas serán más urgentes (relativas a los costos de producción) tendrán ganancias económicas. Aquellos que son ineficientes y asignan correctamente los recursos en áreas de débil demanda futura serán castigados con pérdidas.

Esencialmente, las ganancias y las pérdidas dirigen las inversiones de los negocios hacia proyectos que promueven el crecimiento económico y se alejan de aquellos que malgastan los escasos recursos. Esta es una función vitalmente importante. Las naciones que fracasan al desempeñar esta función en forma correcta experimentarán estancamiento económico de manera casi segura.

9.- La mano invisible del mercado, “Los Precios”: No se necesita una autoridad central para decirle a los empresarios qué producir y cómo producir. Los precios harán el trabajo. Por ejemplo, nadie puede obligar a los agricultores a cultivar trigo o decirle a una empresa constructora que construye casas o convencer a los fabricantes de mobiliario que produzca sillas. Cuando los precios de estos y otros productos indican que los consumidores los valoran mucho o más que sus costos de producción, los productores que buscan beneficios personales los suplirán. No será necesario o aún de ayuda para una autoridad central monitorear los métodos de producción de las empresas.

Los agricultores, compañías de construcción, fabricantes de muebles y miles de otros productores buscarán la mejor combinación de recursos y los métodos de producción que reduzcan los costos debido a que costos más bajos significan ganancias más grandes. Es el interés de cada productor mantener bajos costos y mejorar la calidad. De hecho, la competencia virtualmente los obliga a hacerlo. Los productores que tienen altos costos tendrán dificultad de sobrevivir en el mercado. Los consumidores, quienes buscan el mejor valor para su dinero, se darán cuenta de ello.

La mano invisible del proceso de mercado trabaja de forma tan automática que la mayor parte de la gente piensa poco en ello. La mayoría simplemente toma por descontado que los bienes que la gente valora serán producidos en aproximadamente las cantidades que los consumidores desean comprarlo.

Las largas colas de espera y las señales "vendido hasta la próxima semana" que caracterizan a las economías centralmente planificadas son totalmente desconocidas a los que viven en una economía de mercado. De igual forma, la disponibilidad de una gran gama de bienes que desafían incluso la imaginación de los consumidores modernos también se toma como un hecho. El proceso de la mano invisible trae orden, armonía y diversidad. Sin embargo, el proceso trabaja tan rápido que es poco comprendido y apreciado. A pesar de ello, es vital para nuestro bienestar.

Sólo un pais mediocre tiene miedo a una economía de libre mercado, pues este pais puede equilibrar con leyes audaces, construidas con el Poder Popular la competitividad dentro del territorio.  El pais más bien puede beneficiarse de los bajos costos de los productos y servicios y para eso se necesita de un Estado fuerte que regule al comercio intermediador. Si las leyes y las regulaciones no se cumplen, el problema es mayor, estariamos ante un caso de anarquía, que a su vez puede ser tratado con sanciones administrativas, mercantiles y penales.

10.- Economía en una Lección, Henry Hazlitt: La única lección de Hazlitt fue que, cuando se analiza una propuesta económica, uno:

"Debe rastrear no solamente los resultados inmediatos sino los de largo plazo, no meramente las consecuencias primarias, sino las secundarias, y no únicamente los efectos en algún grupo especial sino en todos los sectores." 
Hazlitt creyó que la falta de aplicar esta lección era, por mucho, la fuente más común de error económico.

En conclusión, cuando reciclamos estos elementos clave de la economía para construir políticas públicas efectivas de lo que se trata es de refrescar ideas, abrir las ventanas y dejar entrar aire nuevo a las mentes que tienen responsabilidades gubernamentales.

No estamos proponiendo un viraje a una economía capitalista, sino más bien construir un equilibrado proceso de Investigación Acción y Revisión de las políticas públicas sin dogmatismos.

Para leer todo el contenido recomendamos:

Diez Elementos Claves de EconomíaJames D. Gwartney y Richard L. Strouphttp://www.elcato.org/publicaciones/libros/lib-0965305406-2002-12-06.pdf
El autor de este artículo recomienda leer:

Desde el papa Francisco hasta el más humilde los venezolanos creemos hoy que el Marxismo está en decadencia

Publicar un comentario

No siempre estamos de acuerdo en todo con los demás. Por favor siéntase libre de expresarse, pero mantenga una discusión ecuánime y con mentalidad abierta con respeto hacia las opiniones y sentimientos de los demás.

☺ Danos tu opinión sobre este contenido

Autor

{picture#https://lh3.googleusercontent.com/-yAgYY3DLVII/VvhfQTnIV7I/AAAAAAAAAC4/_EFkVkZW0EA4VUz4hJh1OgQ3h21fETbyA/s300/Venezuela%2Bes%2BNoticia%2BMundial.png} Destacamos la noticia de Venezuela desde un enfoque socio-crítico constructivista y participativo. {twitter#https://twitter.com/Vzlanoticia} {google#https://plus.google.com/+VenezuelaesnoticiaVeprensa/about}
Con la tecnología de Blogger.